domingo, 4 de diciembre de 2016

Dinosaurio

- No sé qué hacer con mi hijo. De nuevo está por repetir de curso. Tú que haces clases,¿ lo puedes ayudar?- me dice compungido mi compadre.
- Claro. Pero que conste que lo hago por ti y no por él- le respondo resignado.
Después de revisar el cuestionario de preguntas que le había entregado su profesor, me senté con él y lo hice buscar en internet las respuestas, como una estrategia pedagógica. 
- Estudia las primeras diez respuestas y yo te haré una simulación de examen en 15 días más- le digo pensando que estaba perdiendo el tiempo.
Dos semanas después, fue a verme con su padre, quien me dice "Creo que lo entusiasmaste con tu método de hacerlo investigar. Está seguro que podrá responderte bien las preguntas que le hagas".
- Lo dudo, pero veamos. Dime Jorgito ¿hace cuántos años se extinguieron los dinosaurios?
- Hace 66 millones de años y 15 días- me responde con total seguridad.
- ¿15 días?
- Si pues, si hace dos semanas vimos que se extinguieron hace 66 millones de años- dice mientras su padre empieza a sollozar.


Muchas veces se gasta un tiempo innecesario en calcular con precisión valores que no afectarán mayormente el resultado de la estimación de la rentabilidad de un proyecto. El software Risk Simulator permite aplicar a un primer flujo de caja aproximado (en nivel de perfil, por ejemplo) el comando Análisis de tornado de la barra Herramientas analíticas. 
Basta hacer clic en la celda donde está el VAN para que al ejecutar el comando el Risk Simulator mida el impacto monetario que un cambio porcentual en cada variable tendrá sobre la rentabilidad, (viene predeterminado ± 10% por defecto pero se puede ajustar), jerarquizándolas de más a menos significativa.
Por ejemplo, en un proyectos informático, el costo de los computadores aparecerá en los primeros lugares, pero si el proyecto es la creación de un cementerio parque, probablemente estén muy abajo en la jerarquía.

viernes, 11 de noviembre de 2016

Yo te ayudo, tu me ayudas.

-¿Cómo pierdes  el tiempo en responder tantos correos y consultas a tu blog de personas que ni siquiera conoces?- me dice mi señora después de hablar por casi dos horas con Ana María y otras dos con Ely por teléfono (yo pago la cuenta).
-Porque me hacen un favor sin darse cuenta
-¿Ellos a ti?- me dice mientras marca el teléfono para hablar con su amiga Lidia.
-Claro. A esta edad ya no se me ocurren temas para agregarle a la nueva edición de mi libro. Gracias a sus preguntas, veo qué temas debo investigar para agregar o cuáles explicar mejor para que lo entiendan.
-¿Aló? ¡Hola Mary!....apuesto que no sabes qué le pasó a Eliana...

El proyecto de este blog nace hace casi 10 años. Estaba pensado que iría a un grupo pequeño de estudiantes para transformar la imagen de que la Formulación y Evaluación de Proyectos no era la materia densa, teórica y difícil que muchos creen. Para ayudarlos, incluí la sección de preguntas que cualquier visitante podía ver junto con mi respuesta, la que muchas veces era corregida por colegas y amigos que pensaban distinto.
Al principio pensé que la visitaban quienes cursaban la materia por si "salía alguna pregunta de ahí" en algún examen.
Luego me dí cuenta que las visitas no solo venían de todo Chile sino también del extranjero y que muchas consultas las hacían personas que no conocía. Recuerdo, entre otros, a la pantera Rosa  y a Batman, o la última de Maradona.
Me resulta fácil responder, porque la mayoría no ve las preguntas y respuestas anteriores o porque la página solo muestra las últimas. Muchas no he podido responderlas en el momento por ignorancia o duda. Pero me llevaron a buscar la respuesta, a veces a cambiar una opinión o, incluso, a proponer un cambio a algún modelo conceptual que yo mismo enseñé por años.
Dedicarme al blog ha sido uno de los proyectos académicos más rentables socialmente que he tenido por esta externalidad positiva de verme obligado a estudiar para no fallarles.
Hoy, próximo a cumplir las 300.000 visitas, quedo con la tranquilidad de que si han vuelto a mi página es porque han encontrado a lo menos una cosa que les haya servido.
Quiero agradecer sinceramente a todos los que la usaron y disculparme con los que ingresaron y salieron decepcionados. Debo reconocer el estimulo permanente de mi esposa, quien me acompaña desde los 14 años, y de mi Universidad San Sebastián, que no dudó en apoyarme para probar nuevas formas pedagógicas.

sábado, 1 de octubre de 2016

Lavarse las manos

-¿Te lavaste las manos después de ir al baño?- le pregunta mi tía a mi primo.
-¿Para qué, si las tenía limpias?- le responde sin inmutarse.
-¡Te he dicho que cuando vayas al baño te las tienes que lavar!
-Eso hice, cuando fui me las lavé al entrar.
-¿Viste que es bruto como su padre?- me dice resignada.
-¿Tú no te las lavas antes?- le respondo con otra pregunta- Porque yo me las lavo antes y después.

La evaluación ex ante de un proyecto genera información al pronosticar los futuros costos y beneficios que se esperarían de un proyecto. Como la predicción perfecta es imposible, siempre es bueno hacer un seguimiento, evaluación ex post, que permita tomar decisiones tempranas si los objetivos y metas no se están cumpliendo, ya sea en costos, plazos u otros. 
Para muchos, la evaluación ex post es solo una ´medición del resultado final de las desviaciones, encontrar culpables e imponer multas.
Lo correcto es evaluar los estados de avance para poder reformular el proyecto con las nuevas condiciones encontradas.

miércoles, 31 de agosto de 2016

Mujeriego

- No sé cómo mi hijo salió tan malo para hacer deportes - me dice mi compadre mientras mirábamos un día sábado cómo mi ahijado "trataba" de jugar fútbol.
Tentado de decirle que no me extrañaba, ya que para todo salió malo, le pregunto:
- ¿Y tú, eras bueno para los deportes?
- ¿Yo? Excelente...estaba en la selección de fútbol del colegio y participaba todos los años en las olimpiadas interescolares... ¿ y tú?, ¿para qué eras bueno?
- Para las mujeres- le digo distraídamente.
- ¿Tú un mujeriego? pero si con tu esposa fueron novios desde los 14 años... jajajá... no me hagas reir ¿y nunca te pilló?
- No dije eso. Era bueno para las mujeres porque ellas siempre le decían a mi novia que tuvo suerte de encontrarme...por eso pienso que era bueno para ellas. 

Lo primero que se debe buscar al iniciar la evaluación de un proyecto, es determinar si el producto o servicio que se elaborará será atractivo para el comrador. Ya sea por el precio (a veces mayor para descremar un mercado), calidad (a veces inferior para hacerlo accesible a más personas), por las características del producto y su envase, los servicios de pos venta y garantías, puntos de venta, condiciones de crédito u otra que demuestre un factor diferenciador respecto a los de la competencia. Para eso es importante la opinión de los potenciales clientes y no la apreciación personal. Por ello, las preguntas en la investigación de mercado deben ser cuidadosamente redactados y no como me pasó una vez cuando al preguntarme en una encuesta si conocía algún producto bueno para las plagas de ratones, respondí "Claro que sí...el queso". 

domingo, 24 de julio de 2016

Que lance la primera piedra

- ¿Cómo pudiste hacer esto? ¡Te he dicho mil veces que es mejor sacarse un 1,0 que copiar en una prueba!- le dice mi compadre a mi ahijado.
- Es que el profesor salió un rato de la sala y todos lo hicimos- le responde avergonzado por recibir el reto delante de todos nosotros.
- ¡No es excusa! Además, le copiaste al que no sabe y la respuesta que pusiste estaba mala.... -sigue por varios minutos  humillándolo. 
Más preocupado por la angustia de su madre que por mi ahijado (lo que se le diga es poco), me atrevo a intervenir:
- Cálmate Lucho. Es un niño y no sabe lo que hace. Yo creo que ya entendió.
- ¡Es que no me lo puedo explicar!-me responde furioso- desde que entró al colegio le he explicado lo malo que es copiar...
- Lucho- lo interrumpo- el que esté libre de pecado...
- ¡No sabe lo que se pierde!- dice mi ahijado alzando la voz por primera vez.
- ¿A dónde va compadre?- me pregunta mi compadre mientras voy hacia el jardín.
- A buscar piedras- le respondo
- Espérame...yo te ayudo


Muchas ideas de proyecto son innovaciones. Sin embargo, también surgen de la adaptación de ideas de otros o, incluso, de la adopción completa de ella. Por ejemplo, la elaboración de pan con sabores.
Cualquiera sea el caso, lo importante es que responda a un análisis profundo de su viabilidad y que, al tomarse la decisión, corresponda a la conclusión de un estudio serio, completo y consciente.

domingo, 12 de junio de 2016

Optimista

El día de la inauguración de un pequeño emprendimiento que inicié con mi esposa, se acerca un viejo amigo a felicitarme mientras yo miraba mis máquinas nuevas recién instaladas.
-Compadre. Espero que le vaya muy bien con su empresa- me dice mientras me pone un brazo en el hombro con sincero afecto. 
- Gracias amigo...pero no me pida que contrate a mi ahijado.
- ¡¡Qué lindas máquinas!! Deben haber costado muy caro- me dice cambiando el tema.
- Sí. Por eso estimo que me van a durar muy poco.
- ¡¿Pero cómo tan pesimista?! Ojalá le duren mucho. Sea optimista. Si no, seguro que le va ir mal.
- Porque soy optimista espero que me duren poco. Si me va bien, la uso tres turnos diarios y la deberé cambiar antes. Si me va mal, la uso poco y me durará mucho más tiempo.
- Una duda compadrito- me dice susurrándome al oído- ¿es por eso que su señora le ha durado tanto?

Al formular un proyecto, el objetivo es buscar la configuración que haga lo más rentable posible la inversión. No se puede aislar los distintos temas: localización, tamaño, tecnología, mercado, etc. de ese objetivo. A veces, una elección de una tecnología más cara puede hacer la diferencia entre mejores o peores resultados. No es importante reducir costos, sino maximizar los beneficios netos.

domingo, 1 de mayo de 2016

Uno, más uno, más uno, igual cinco



  ̶   ¡Gracias tío por invitarme a cazar el próximo fin se semana!  ̶  me dice saltando de alegría mi ahijado.
  ̶   No te invité a ti  ̶ le respondo. Invité a tu papá y él te lleva para que tu mamá descanse un rato de ti.
  ̶   ¿Todavía tiene a sus perros Mart y Nez? Esos sí que son bravos. Tiene que amarrarlos cuando vayamos.
  ̶   Lamentablemente “Martinez” murieron hace tiempo. Si no, los soltaría cuando estés allá.
  ̶   ¿No tiene perros? ¡Pero si a usted le gustan tanto!
  ̶   Dije que se murieron, tonto. No que no tenga. Ahora tengo tres: la Raya, el Pala y la Suma.
  ̶   Esos sí que son nombres raros.
  ̶   Nada de raro, cuando llamo a uno sabe que es para jugar o para que me haga compañía y si llamo a los tres, saben que algo pasa y que deben actuar en equipo para proteger la casa, acorralar un conejo o morder a un ahijado tonto.
  ̶   No le creo… ¿cómo van a asociar que nombre a los tres con que tienen que trabajar juntos?
  ̶   Porque si les digo Rayapalasuma saben que no hay tiempo para nada más y que espero resultados concretos.

Los estudios de viabilidad no son, como a veces se realizan, secuenciales. Son simultáneos y complementarios y se retroalimentan entre sí. Aunque la última etapa en ser terminada es la de la viabilidad económica, ésta se relaciona con la técnica para ayudar a buscar la mejor configuración técnica que cumpla con las normas identificadas por las viabilidades legal y ambiental.
Si en una zona existen restricciones de altura máxima de construcción, límites a la emisión de partículas contaminantes, exigencias de obras de mitigación por eventuales impactos viales negativos, entre muchos más, obliga a trabajar simultáneamente en la búsqueda de una solución que sea técnicamente posible, que cumpla con todas las normas vigentes y que sea económicamente la mejor entre todas las opciones identificadas.


domingo, 13 de marzo de 2016

En la ESPOL

Una vez más disfrutando el entusiasmo por aprender de estudiantes del Seminario Evaluación de Proyectos de Optimización en Empresas en Marcha...


... y del Magister en Economía y Negocios.


Gracias por su hospitalidad y los buenos momentos que pasamos esta semana.

domingo, 7 de febrero de 2016

Necesito que me necesiten



− Padrino− me dice correctamente mi ahijado por primera vez después de años llamándome tío...seguramente maduró porque cumplió los 40− ¿por qué escribe tanto?
− Porque me gusta, me pagan, me doy a conocer y me invitan de muchas partes a dar charlas, cursos y hacer asesorías.
 ¡Pero si siempre escribe de lo mismo! En tantos años, la mayoría de la gente ya tiene sus libros y ha escuchado sus charlas...que deben ser malas si se parecen a sus libros.
 ¿Y tú cuándo has leído un libro?
 En el colegio…pero solo resúmenes que les compraba a mis compañeros. Pero abrí el suyo y salía esta X gigante− me dice mostrándome una hoja de mi libro− impresa. O sea, la editorial se dio cuenta de lo malo que es.
 Estúpido. Eso es un gráfico que representa el equilibrio de mercado entre oferta y demanda.
 ¿Cómo la demanda que le hizo mi mami a mi papi por pensión alimenticia?
Tratando de salir de a donde condujo el tema, vuelvo atrás y le digo−  El temas es el mismo pero, como todas las cosas, cada día se descubre algo nuevo para mejorarlo. Con una excepción... ¡TÚ!   
 ¿Yo soy la excepción? Sabía que me iba a destacar en algo− dice mientras pienso cómo pude imaginar que había madurado. − Así que usted gana dinero vendiendo lo que escribe.
 No. Yo gano escribiendo lo que se vende.

Muchos inversionistas se enamoran de su idea de proyecto y cuesta mucho que acepten modificarla cuando creemos que un cambio puede hacer que el consumidor vea en el producto o servicio una real solución a un problema o satisfacción a un deseo.
Obviamente, la decisión final es de él, pero la obligación de todo evaluador es explicarle que necesita que los clientes lo necesiten.